jueves, 26 de enero de 2017

Marchando por el mundo

Hola a todos,
Como les conté el martes, este 2017 arrancó movidito, movidito... y aparenta seguir así.
El sábado pasado participé en la marcha de mujeres en Boston parte de la propuesta global. Fui con una colega hasta una estación de subte cercana que nos lleva al centro de Boston al parque donde era el punto de encuentro. (Cuando menciono cercana significa que tomamos un uber y el viaje en auto son 30 minutos, más adelante les cuento en tren).
La primera impresión positiva de la marcha fue entrar a la estación terminal o cabecera de esa línea de subterráneo y ver fila de gente para comprar el boleto para viajar. Muchas de esas personas no usan el transporte público habitualmente. Por suerte, yo disponía de viajes en mi pase por lo cual mi colega y yo avanzamos para ingresar a un vagón de subte lleno teniendo en cuenta los standards de un sábado por la mañana. (Ya había realizado ese trayecto anteriormente y el vagón estaba casi vacío a esa parte de las afueras de Boston)
Hasta ahí pensaba... bueno, no vamos a ser tres gatos locos! Pero... en el camino de subte se fue sumando gente hasta que el salir de la estación más cercana al Boston Commons, punto de encuentro, ya se divisaba el mar de gente. En ese momento, me sentís orgullosa por haberme levantado temprano y ser parte de esa marcha.
Otra cosa que me llamó la atención, fue la amplia variedad de edades, género y demás diversidades que asistieron. Muchas señoras mayores, hombres, familias enteras con niños pequeños y hasta bebés fueron parte de este movimiento.





La creatividad de los carteles era impresionante.
Tanto como la cantidad de gente que asistió a la marcha.



A woman's place is in the resistance 

En el post anterior también mencioné que extraño el calor, extraño todo y a todos... hasta el transporte público. Y acá es donde les cuento brevemente una anécdota del regreso el sábado... dimos vueltas buscando algún lugar para comer pero sin éxito debido a la cantidad de personas en la ciudad. Decidimos ir a la estación de tren que nos deja cerca de donde vivo para esperar casi dos... sí, dos horas esperando el próximo tren. Por lo cual, prometo solemnemente ante uds no volver a quejarme cuando pierda un tren en Argentina y espere 20 o 30 minutos al próximo. Y que viva el transporte público argentino!
Abrazo enorme!

¿Participaron de la marcha de las mujeres? ¿Dónde?
¿Cómo está el transporte público desde donde me ?

Saludos!

Ana EnViaje

1 comentario:

  1. Me re gustaron las fotos que sacaste, dejan apreciar la magnitud del evento.
    ¡Espero posts de las escapadas de las que todavía no nos hablaste! Imagino que tenés un montón de historias que contar :D

    ResponderEliminar

Gracias por leer y comentar. Que tengas un bello día!